La iglesia más antigua del mundo
Religión

La iglesia más antigua del mundo

En la nación donde se llevaron a cabo numerosas vivencias relatadas en la biblia, en donde Jesús ha sido bautizado, en el lugar donde se dice que los profetas más destacados del cristianismo realizaron sus milagros y tendieron la mano a las personas más necesitadas, es el mismo espacio geográfico en donde se encuentran las primeras iglesias creadas por el hombre. En el mapa de Tierra Santa más antiguo, se puede observar la ubicación exacta de la Iglesia de Áqaba, siendo esta la iglesia más antigua del mundo, esta edificación significa uno de los descubrimientos más emocionantes y trascendentales de los últimos tiempos, todos los arqueólogos estadounidenses que trabajaron dentro del Puerto jordano de Àqaba, ubicados en el Mar Rojo.

Desde su descubrimiento ha sido un punto turístico de relevancia para todas las figuras importantes del mundo, el primero en visitarlo fue el Papa Francisco y tras de él una gran fila de personajes adinerados, “Sin duda esta es una localidad más que mágica, en mis creencias como católico nunca me habría imaginado tener la oportunidad de ver la primera iglesia que sirvió para evangelizar a todos los nuevos creyentes en Jesús, si no fuera por el Dios Todopoderoso Jehová no tuviera todo lo que tengo, por ello tenía que hacer una visita personal”- ha comentado en una reciente entrevista Pedro Cobiella, quien es presidente del grupo Hospiten y al parecer un gran devoto, es por ello que al saber la noticia le ofreció a todos los arqueólogos servicios médicos gratuitos si lo necesitaban durante la jornada de trabajo.

Los cimientos de este edificio datan para finales del siglo III o principios del siglo IV dC, su orientación este, no es más que una basílica con una nave central flanqueada por naves laterales, además de algunos detalles como pequeños fragmentos de lámparas de aceite de vidrio, las cuales indican que el edificio había sido construido específicamente para servir de iglesia. Sus medidas son de 16x26m, este edificio posee paredes de adobe que fueron construidas sobre unos cimientos de piedra hechas con puertas en forma de arcos, los pasillos laterales y la nave parece que fueron abovedados, restos de pintura negra y roja se conservan en una de las paredes, sin embargo, no hay imágenes del todo perceptibles, 7 piedras con forma de una escalera indican que la construcción en algún tiempo contaba con un segundo piso.

Dentro de un cementerio cercano se han descubierto 24 esqueletos humanos que fueron enterrados en pequeñas tumbas sencillas hechas de ladrillo de barro, las monedas y cerámicas indican que tanto el cementerio como la iglesia habían sido utilizados durante el siglo IV. Encima de alguna de las tumbas se encontró una cruz de bronce, la cual sugiere que el fallecido era una mujer u hombre cristiano, el Obispo de Ayla estuvo presente dentro del Concilio de Nicea el cual ha sido convocado por Constantino durante el año 325, para iniciar un debate sobre la naturaleza de la Santa Trinidad, dicha participación puede significar un indicio de que la ciudad tenía dentro una importante congregación cristiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *