La iglesia como defensora principal de la energía sostenible o ecológica
Religión

La iglesia como defensora principal de la energía sostenible o ecológica

Una prueba del pensamiento ecológico que está siendo manejado por los principales dirigentes de la iglesia, es el nuevo libro publicado bajo el nombre “Energía, justicia y paz”, creado bajo las directrices del Vaticano en italiano, los primeros en aprobar este maravilloso proyecto religioso fue el Consejo Pontificio Justicia y Paz, en el cual se puntualiza que las estrategias “verdes” se deben aplicar a diario y no sostenerla de forma acrítica, planteándose diversos temas en donde se involucran a las fuentes renovables y su función dentro de las casas religiosas. Estas actitudes ecológicas de los más grandes religiosos en el catolicismo no solo puede ser observado en las líneas de este libro, sino en la forma de vida que llevan, es por ello que las iglesias europeas fueron las primeras en apuntarse dentro del programa de energía renovable creado por empresas de gas natural, una vez que la compañía estaba recién establecida.

“Ser o por lo menos parecer de “pensamiento verde”, es una tendencia que se ha sostenido por diversas motivaciones requieren un serio discernimiento”, comenta el Consejo Pontificio Justicia y Paz, para iniciar están los motivos de aquellos que se preocupan por la sostenibilidad del medio ambiente y de todos sus recursos naturales, o en su defecto por el clima. Por otra parte se encuentra el cambio de estrategias geopolíticas, como por ejemplo: reducir la dependencia de costosas energía fósiles, limitar la acumulación de riquezas por parte de exportadores de recursos fósiles, desligarse de proveedores de energía que se han considerado no seguros porque pertenecen a organizaciones que son poco transparentes, los cuales podrían tener vínculos con el terrorismo o la criminalidad.

Algunas de estas motivaciones son válidas y buenas, mientras que otras les faltan amplitud o solidez, ya que es común en el hombre obedecer ante clichés culturales y oportunistas o ser sostenidas por personas que en el fondo no se preocupan realmente por la afectación del medio ambiente o por el desarrollo humano, sino que sólo tienen interés en sus fines personales, de acuerdo por lo informado dentro de este libro, lo que significa el motivo principal del porqué los programas, proyectos que lucen “mensajes verde” tienen que ser estudiados con mucha precaución.

La pertinencia de todas las tecnologías elegidas, el impacto de la intermitencias de la provisión de energía cuando esta no puede funcionar, como por ejemplo: las horas que no hay suficiente sol para la energía fotovoltaica o cuando el viento no sople lo suficiente para la eólica, además del consumo de espacio, son algunos de los factores que influyen en la decisión de muchas casas religiosas y de familias en general entre las energías renovables o consumidoras habituales.  

Situación que debe ser solucionada pronto, pues gracias a ello numerosos inversionistas entusiasmados con pensamiento verde han abandonado sus puestos, sobre todo en zonas que se encuentran en vías de desarrollo, en las cuales diversas plantas energéticas fueron construidas sin que se cumplieran las condiciones adecuadas para una explotación duradera o sostenible. Siendo esta la principal demanda que se puede apreciar en el libro publicado por el vaticano, pues según ellos es la respuesta a todos los problemas que presente el ciudadano que tome en cuenta este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *